4 de diciembre de 2007

Cierre sin telón pero con teatro...

Para cerrar el ciclo 2007 propusé a mis alumnas y alumnos de Segundo Año con Orientación en Economia y Gestión de las Organizaciones dramatizar la obra Una libra de carne de Agustín Cuzzani. La farsátira propone un momento de diversión con crítica social. Acá van los textos y las fotos hechos por los chicos:

“Una libra de carne” de Agustín Cuzzani

Elias Beluver,el acusado

Agustín Cuzzani (1924-1987), dramaturgo argentino. Nació en Buenos Aires, en cuya Universidad obtuvo, en 1944, el título de abogado. Fue profesor de Estética en la Fundación Díaz Colodrero y en el Instituto Argentino de Ciencias. Comenzó su carrera literaria publicando textos narrativos: Mundos absurdos (1943), Lluvia para Yosia (1950) y Las puertas del verano. Su primera pieza teatral, Dalilah, es del año 1952. Fue el creador de las llamadas 'farsátiras', género híbrido en el que la crítica social se entrelaza con lo absurdo de las acciones cotidianas a través del humor. Entre otras obras figuran Una libra de carne (1954); El centroforward murió al amanecer (1955), llevada al cine por el director argentino René Mújica; Los indios estaban cabreros (1958); Sempronio, el peluquero y los hombrecitos (1962); Para que se cumplan las escrituras (1965), y Lo cortés no quita lo caliente. Ha sido además guionista de cine, radio y televisión. Adaptó el musical Hair, de Galt MacDermot, y textos de Peter Weiss. Obtuvo, entre otros galardones, la medalla de oro de Argentores (1955), el primer premio del gobierno de la provincia de Buenos Aires (1964) y el Premio Konex (1984). Microsoft ® Encarta ® 2006.

Citamos a Agustín Cuzzani y a su obra, “Una libra de Carne”, ya que nos tocó interpretarla para la Profesora de lengua y literatura, Marcela Quiroga de Careaga, y nos da mucho placer relatar todo lo que llevamos a cabo en materia de organización para dicha obra. Nos reunimos las doce integrantes muchos días antes para organizarnos. Nos pusimos de acuerdo a la hora de repartir los papeles, ese tema no fue una gran complicación... Cada una de nosotras aportaba algo de vestuario, de escenografía y todo lo que faltase, simplemente actuábamos individualmente a la hora de estudiar las partes que a cada una nos había tocado y podríamos asegurar que nos gustaba a todas el personaje que nos habíamos asignado... Nos sentíamos muy a gusto...

La obra relata un juicio, sobre una deuda de dinero. Tomás Shyrlock García (Interpretado por Dariana Galiano) Demandaba a Elías Beluver (Interpretado por Aixa Torres) por que éste le debía una suma de dinero importante. Entre estos dos personajes existía un documento donde Elías Beluver se comprometía a entregarle a Tomás García una libra de su carne si no pagaba el dinero que se le había prestado, al no cumplir con ese pacto, obviamente, García defendió su derecho y lo llevó a la corte. Los abogados, defendían y acusaban... ¡Sucedía todo lo que sucede en un juicio normal! El jurado deliberaba, el juez escuchaba, nuevamente el jurado daba su decisión y finalmente encontraba culpable a Elías Beluver. Así es que a Elías Beluver le quitan una libra de carne de su cuerpo para saldar la deuda... y finaliza esta actuación.

El jurado estaba integrado por tres personas, El visitador médico (Interpretado por Daiana Amaya), La maestra (Interpretada por Micaela Moyano) y la Ama de Casa (Interpretada por Verónica Cortéz). Luego se encontraba el público y entre ellos estaban La señora de Elías Beluver (Interpretada por Sabrina Villegas), La nena (Interpretada por Paulita Russo, de 7 años) y el papá de la nena y a la vez enfermera (Interpretado por Zulma Lira), también estaban como personajes principales, aparte de Elías Beluver y Tomás García, el ujier (Interpretado por Yanina Martínez), el Juez (Interpretado por Yesica García), El abogado acusador (Interpretado por Camila Russo) y el abogado defensor (Interpretado por Silvana Gil).Como verán, nosotras realizamos una síntesis de la obra, es decir, utilizamos los personajes más importantes y dejamos de lado algunos de ellos que no eran tan relevantes por falta de personas para desempeñar esos papeles.

La escenografía estaba compuesta por el estrado del juez, el estrado del jurado, el banquillo de los acusadores, el banquillo de los acusados, la jaula, donde por unos instantes se encontró Elías Beluver, y los asientos del público. Sinceramente, la crítica que podemos hacer de esta obra, es muy buena. Como decíamos antes, a cada una de nosotras le gustó el papel que nos había tocado. Además, el tema de la obra era muy divertido y no muy difícil para llevar a escena. Si le buscáramos un lado que no nos agradara de lo que realizamos, no encontraríamos nada, por que la verdad es que estuvo muy bueno actuar y disfrazarse. Disfrutamos mucho el poder hacer algo diferente, en la asignatura, y le agradecemos a la “profe”, como se la llama muchas veces, el darnos esta iniciativa a todos los segundos años del Colegio Nº 18 “Nicolasa Berrondo de Quiroga”. Les mostramos aquí las fotos... Con cariño para la Profe.. . Russo Camila y Gil Silvana Alumnas del 2º año “D” del Colegio 18

2 comentarios:

Lu dijo...

Excelente Marecela!
Te aseguro que nunca se van a olvidar!

Botella al Mar dijo...

¡Felicitaciones para los chicos! Se ven bárbaros en las fotos. Un abrazo para todos. Sonia Alvarez.